PRESENTACIÓN

Hola a todos:

Con esta web, solo pretendo poner a disposición de quien lo necesite, unas pinceladas de algo tan grande, tan maravilloso como es éste arte milenario del dorado al agua, y algunas fotos de los procesos de restuaración que he podido emprender a lo largo de mi vida profesional.

Es mi interés que cualquiera que se muestre interesado en adquirir más conocimientos y ser partícipe de aquellos "secretillos" que sólo los profesionales que hemos desarrollado este noble arte, en un taller, entre las batas y olores a goma laca y barnices, sin olvidar los sulfatos, podemos ofrecer... ya que en casos muy aislados, por no decir, en absoluto... los licenciados en Bellas Artes nunca pudieron absorver, debido a que las clases magistrales de la facultad no son comparables con las prácticas desarrolladas en un taller.

Acepto desde aquí, cualquier consulta relacionada con este tema, y prometo contestar a todas ellas dentro de mis posibilidades y conocimientos.

No se olviden que estoy en proceso de construcción y que poco a poco se irá perfeccionando e incrementando sus secciones y fotos.

Bienvenidos a tod@s, y espero que disfruten.

RINCONERA

RINCONERA
DORADO ANTIGUO

CONSOLA DORADA

CONSOLA DORADA
ORO VIEJO

DOSSEL ALTAR

DOSSEL ALTAR
FABRICACION

DOSSEL ALTAR

DOSSEL ALTAR
TERMINADO

martes, 10 de junio de 2008

ORO DE LEY Y ORO BLANCO

ORO DE LEY Y ORO BLANCO

GENERALIDADES

El oro es un metal noble que generalmente en la naturaleza está aleado con plata, cobre, paladio y osmio. Se encuentra en dos tipos de yacimientos: unos, denominados primitivos, bien en filones o estratos, asociado con pepitas ferruginosas cobrizas, con la galena, la blenda, el cobalto gris, el carbonato verde de cobre e incluso el sulfuro de plata o de antimonio, o bien diseminado entre las rocas de cuarzo; y otros, denominados yacimientos secundarios, en los que se encuentra en forma de granulaciones puras (pepitas) y láminas (escamas) entre las capas de arena o aluviones formados en los ríos.

Es dúctil y maleable, pesado y blando, brillante, con un hermoso color amarillo y puede extenderse en finísimas láminas traslúcidas de hasta 0,001 mm de espesor. No es atacable por ningún ácido o álcali y únicamente se disuelve en agua regia, solución formada por tres partes de ácido clorhídrico y una de ácido nítrico, y en algunos polisulfuros. Al ser un metal como ya se ha señalado blando, se alea para su mejor utilización y uso con cobre y plata. Estas aleaciones hacen variar su tono de color según la composición de la misma, denominándose “de liga roja” si la proporción es mayor de cobre, dado el tono rojizo que adquiere, o tomando color verde amarillento si se encuentra en fusión con plata.

FABRICACIÓN DEL PAN DE ORO

Ya hemos señalado que el oro por su calidad blanda en estado puro es imposible de ser reducido a finas láminas y además su coste sería excesivo. Por otra parte aun pudiendo reducirlo a panes quedaría pegado por simple contacto a la superficie que lo contuviera, siendo materialmente imposible su manejo ya que, al no tener ningún cuerpo, se deshace y desaparece. Es por esta razón por lo que, como mencionábamos, se ha de alear con otro metal.

Las posibles variaciones de tono de color de los panes u hojillas en función a su composición podemos destacar algunas como por ejemplo:
Oro rojizo : 456 a 460 de oro nada de plata y 10 a 24 de cobre .
Oro oscuro: 444 de oro 24 de plata y 12 de cobre.
Amarillo anaranjado: 408 de oro y 72 de plata.
Oro limón: 360 de oro y 120 de plata.
Oro blanco: 240 de oro y 240 de plata.
El procedimiento originario de fabricación artesanal sigue el siguiente proceso:

Después de batir la aleación efectuada sobre un crisol se lamina por reducción a martillo de muelle hasta obtener el grueso de un papel y se corta en cuadrados de 4 cm. de lado. Estas láminas o placas, una vez colocadas entre hojas de pergamino o cuero, se golpean de nuevo hasta que adquieren el tamaño de las últimas. Concluido este primer proceso, se introducen en una estructura que contiene entre 1000 y 1500 hojas de tripa de buey de unos 15 cm. de lado, comprimiendo y batiéndolas nuevamente con el martillo de muelle.

Divididas por segunda vez en cuatro partes se repite de nuevo el mismo proceso hasta que, trabajadas de esta forma, entre 8 y 1000 hojas no tengan en prensa hidráulica más de un milímetro de espesor.

Una vez realizado este trabajo se cortan las hojillas al tamaño deseado y se introducen en librillos de papel de seda y como comúnmente las encontramos en el comercio especializado.

El pan de oro más empleado es en tono amarillo anaranjado, menos aleado y por tanto más puro. Es conocido con el nombre de oro fino, antes “oro de ducado”. El apelativo de ducado, procede con seguridad de antes del siglo XV, ya que el ducado circuló con regularidad hasta finales del XVI. Los batihojas de la época obtenían los finos panes por reducción de dicha moneda, golpeándola fuertemente con pesadas mazas tras haber sido puestos entre dos o más trozos de cuero.

El oro fino se encuentra comercializado en librillos de 25 hojas de 9.5 x 9.5 cm. y en polvo, en pequeños tarros de 1 a 10 gr. El comercializado en librillos lo encontramos tanto suelto, separado por hojas de papel de seda, como adherido a la hoja de papel que lo contiene por medio de una fina capa de adhesivo.

El oro blanco por su composición (recordemos 240 de oro y 240 de plata) es el de más baja calidad de todos y su color es totalmente blanco. Se usa para sustituir la plata cuando el trabajo requiere mejor resultado a lo largo del tiempo. Se encuentra en el mercado en librillos de 25 hojas sueltas y entre papel de seda con medidas semejantes a las del oro fino